Por qué se utilizan arneses de tres puntos en galgos y lebreles

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, el momento del paseo hace feliz a nuestro compañero peludo, por eso es importante que vayan bien sujetos. Te contamos por qué se utilizan arneses de tres puntos en galgos y por qué son una muy buena opción para el paseo de nuestro perrete.

¿Qué son los arneses de tres puntos?

Empezamos por el principio, explicando de qué estamos hablando. Dentro de los elementos de sujeción para los perros, existen varias opciones. Una de ellas son los arneses, que por norma general suelen tener dos puntos de sujeción: cuello y pecho.

Pero cuando hablamos de arneses de tres puntos, hablamos de este tipo de artículo, pero con tres zonas de sujeción: cuello, pecho y espalda. De esta manera los canes están mucho más sujetos y puede evitar más de un susto inesperado tanto para él como para nosotros. Llevar a nuestro amigo más sujeto no es sinónimo de un mal trato del animal, al contrario. El hecho de sujetar bien a nuestro compañero puede venir fenomenal para perros escapistas que consiguen deshacerse del arnés, o para esos perritos que son muy miedosos y su impulso es el de echar a correr en cuanto se asustan.

arneses de tres puntos para galgos o lebreles

¿Por qué arneses de tres puntos para galgos?

Los galgos con animales muy delgaditos, tienen la cabeza bastante pequeña y el cuello muy fino, por lo que se sueltan del arnés y del collar con mucha facilidad. Además, su pelo suele ser bastante finito y débil, entonces no supone un obstáculo para que se mueva el elemento de sujeción que utilicemos con ellos. Estos motivos hacen de los galgos, el público ideal para los arneses de tres puntos, pues de esta manera conseguimos que estén sujetos por el cuello, el pecho y la espalda.

Todos estos puntos de agarre permiten muchas ventajas, la primera es que van monísimos. No hay mejor modelo que los galgos para lucir un bonito arnés de tres puntos, con lo estilizados que son, les quedan fenomenal. Podemos continuar también por la ventaja del control que vamos a tener, no solo para evitar escapadas sorpresa, si no para poder pasear tranquilamente por la ciudad, teniendo a conciencia tranquila y sabiendo que si surgiera algún problema, vamos a poder controlar el sobresalto de nuestro galgo.

Por otro lado y como última ventaja, hablamos del tirón que puede pegar el collar o el arnés si estamos en una situación peligrosa. Cuando los perros se asustan y reciben algún tirón fuerte para protegerlos, el dolor causado por este tirón les hace asociar la correa con el estrés. Y no queremos que este fenómeno tenga lugar en la mente de nuestro amigo, pues estaríamos tirando por tierra su momento favorito. Estos arneses de tres puntos, al repartir la sujeción, evitan que un tirón de correa sea doloroso, por eso mantenemos la protección y seguridad de nuestro galgo.

¿Cómo saber qué arnés es adecuado?

Primero lo que debemos hacer es conocer las medidas de nuestro perro.

Ya que estamos hablando de arneses de tres puntos, lo ideal sería medirles el contorno del cuello y del pecho. Y también la distancia entre los mismos, y la espalda. De esta manera podremos buscar la talla adecuada y nuestro galgo será mucho más feliz con ropa hecha a su medida.

Otro punto importante es la calidad del arnés, debido a la sensibilidad de los galgos, es necesario que el arnés esté confeccionado con mucho cariño y buenos materiales, así nos aseguramos de no estropear su pelaje y de no irritar la piel de nuestro compi.

es_ESES
¡Avísame cuando esté! Te informaremos cuando el producto esté disponible de nuevo. Simplemente deja tu e-mail.
Email Cantidad ¡No compartiremos tu información con nadie!