¡Suscríbete y disfruta de un -10% en tu primera compra!

Me dispongo a escribir la primera entrada del blog de El galgo azul mientras tengo a mis pies un galgo blanquito, otro atigrado acomodado en el lateral del sofá, un gato siamés que se cree alfombra y otro siamés de dos meses trepando por detrás del sofá con un ratoncillo de cuerda en la boca.

El galgo azul ya tiene vida en FacebookInstagram y Twitter desde hace unos tres meses, pero queremos abrir el blog para tener un espacio más amplio donde compartir otras cositas. No pretendo que el blog se convierta en un diario personal, si no un espacio donde poder explicar novedades, proyectos nuevos, curiosidades que nos gusten, mostrar cosas chulas que veamos, y bueno, ¡alguna que otra anécdota también!…que estos animales dan para mucho 😉

Para poneros en contexto, detrás de estas líneas está Sara, mamá perruna y gatuna desde que se fue a vivir con su pareja Marc. Confieso que imaginaba mi primer año de convivencia con no muchas responsabilidades, en pareja… pero cuando llegué al piso con la primera maleta, me encontré que me venía a recibir a la puerta Iñaki. Y así fue, el galguito de mes y medio con su cola de cerdito había llegado al piso antes que yo.

¡Era tan mono! Iñaki venía de un rescate de una galguita llamada Victoria (ahora Leia), que iba acompañada de una camada de nueve cachorritos. Cada día, Iñaki nos iba conquistando y demostrando la grandeza y la excepcionalidad de los galgos, una raza poco conocida para mí hasta entonces.

Al poco tiempo llegó Joaquín, un siamés que apareció en una bolsa de deporte en el parque de al lado de casa. Desde la primera noche los dos se hicieron hermanos, así que, ¿quién era yo para separarlos si ya se querían? El uno ya no era nadie sin el otro, y no sabéis cuánto se echaban de menos si uno de los dos salía por la puerta con alguno de nosotros. Nos regalaron muchos momentos preciosos, que me gustaría enseñaros a continuación.

1621819_10153782950090437_1039945679_nmiradas10171749_10202319944772834_1472032038_n

joaquín i iñaki

Lamentablemente, Iñaki nos dejó a los ocho meses dejando la semilla de lo que luego seria este proyecto de El galgo azul. Después vino Nacho, Lucas, Peter y Matisse…pero a estos ¡ya los conocéis!

Y así fue como se desencadenó toda ésta historia de El galgo azul.

del sofá al cielo

6 comments

  • MERY BENITEZ VALIENTE (RUT RUT)
    23 julio, 2015 a las 7:26 am

    moltes felicitats en aquest nou projecte! us estaba seguint per face i ara ho farem també des d’aqui!

  • Judith
    23 julio, 2015 a las 10:52 am

    Un escrito precioso Sara. Realmente Iñaki era clavado a su hermano Peter eh. Las fotos son una maravilla 🙂 ¡Ánimo a los dos!

  • Marga
    23 julio, 2015 a las 12:51 pm

    Precioso. Mucha suerte ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  • anabel
    23 julio, 2015 a las 1:18 pm

    Gran proyecto pareja! Me encanta ver que hay gente que se preocupa por los animales y les dan una feliz vida! Grande Iñaki!

  • miriam
    23 julio, 2015 a las 4:21 pm

    Enhorabuena!!! Me encanta….!!! Eres igual que Iñaki “FENÓMENO”. Suerte guapa!!!!

  • 24 julio, 2015 a las 9:17 pm

    ¡¡Son fotos súper entrañables!! Desde luego que hay animales que se cruzan por nuestra vida para darles la vuelta completamente…

Los comentarios están cerrados.
¡Avísame cuando esté! Te informaremos cuando el producto esté disponible de nuevo. Simplemente deja tu e-mail.
Email Cantidad ¡No compartiremos tu información con nadie!
Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario con el único fin de realizar el análisis de sus hábitos de navegación. Si acepta, consideramos que acepta el uso de las mismas.

No hay productos en el carrito.